Vivencia del paciente oncológico en pandemia


Rose Marie Oliva Larroucau

Psicóloga Clínica / Psicooncóloga

Terapeuta Familiar, Máster en Psicooncología

Equipo de Psicooncología, Unidad de Oncología Ambulatoria

Complejo Asistencial Dr. Sótero del Río


Hoy estamos en tiempos de pandemia, tiempos en los que priman la percepción constante de amenaza, temor al daño y a la pérdida. Incluso, se ha llegado a decir que la epidemia del miedo es aún peor que la epidemia misma. Abundan las recetas caseras para presuntamente fortalecer la inmunidad, así como las recomendaciones de autocuidado y manejo del stress. Tememos a vernos contaminados con el pánico, el stress, la pobreza, la estupidez y el abandono.


Y ¿Dónde está la amenaza? En el trabajo; los amigos, en la familia, en los compañeros, amantes… en todas partes. Y es aún peor: el enemigo llega en las caricias, se filtra en un saludo, en los abrazos, en los besos…. Debemos cuidarnos, aislándonos en nuestro grupo más primario, sólo pudiendo contactar otros seres humanos a través de una pantalla, o bien con mascarilla, a no menos de cien centímetros. Siempre sanitizados, perfectamente higienizados y desinfectados. Aparece lógicamente la desconfianza. El recelo. Y con ellos el aislamiento y la soledad o bien sus hermanas rebeldes: el cinismo, la excesiva confianza y la irresponsabilidad.


Es en este momento, en esta precisa circunstancia en que alguien es informado de que padece cáncer.


¿Qué significa para este sujeto? El shock inicial se vive como un deseo desesperado de que esto sea un error, un mal sueño del que se pueda despertar. Efectivamente -se razona- los hospitales están llenos de COVID 19, por lo tanto, allí uno se puede contagiar. Pero si uno no consulta, entonces se puede morir de cáncer. ¿Qué hacer entonces?


Este sujeto tiene familia: padre, madre, hijos pequeños o hermanos. Personas de quienes depende o bien, son dependientes de él. Viven la omnipresencia del coronavirus con igual temor e incertidumbre, detenidos en el tiempo con temor de perder: trabajo, el año escolar, la posición económica, la salud, la vida, el amor. Pero ahora hay un nuevo enemigo que hacer frente. Y se está aún más solo: todo es COVID 19. Si antes detestábamos la idea de que ser mirados con lástima, hoy cargamos con el doble estigma de padecer cáncer y ser una posible víctima del coronavirus. Y si soy víctima, soy también un posible victimario de aquellos que están día a día a mi lado. Y si adquiero este maldito virus ¿Seré un paciente de segunda clase a quien se le negarán los preciados respiradores por llevar esta doble y enfermiza militancia?


El relato anterior se ha construido en base a vivencias de pacientes con rostros, con historias reales, en que se han conjugado miedo y esperanza; fe e incertidumbre. Historias en las que la solidaridad, la creatividad y la porfía han probado ser recursos indiscutibles en el enfrentamiento de la crisis de salud física, emocional, social y económica que nos afecta a todos.


Si seguimos a Tseng (1) Chile se encontraría aun sufriendo el impacto de la primera oleada del COVID sobre la salud: la propagación violenta de la enfermedad en la población. Estaríamos ad portas de enfrentar una segunda oleada: la de aquellos pacientes urgentes no COVID que fueron demorados en su atención. La tercera oleada referiría al impacto que tendrá la interrupción de la atención en enfermedades crónicas. Estamos tomando conciencia ya de la cuarta ola, que representa el impacto del estrés en la salud mental y de la crisis económica y desigualdades en salud. La invitación es, entonces, a ser creativos y proactivos, a promover el cuidado, hacer comunidad y, por sobre todo, seguir cuidando nuestra salud y la de los que nos rodean.


Referencias bibliográficas


(1) Victor Tseng, MD https://twitter.com/VectorSting/status/1244671755781898241 Consultado 27 de julio de 2020



81 vistas

ACERCA DE NOSOTROS

Somos un equipo interdisciplinario de profesionales de la salud cuyo propósito es mejorar la salud y calidad de vida de personas con diagnóstico de cáncer a través de innovación social y desarrollo de proyectos que potencien el acceso a la rehabilitación.

Misión

Generar un espacio dedicado a las personas con diagnóstico de cáncer, brindando orientación y educación en salud para prevenir complicaciones secundarias al diagnóstico y tratamiento médico para mejorar la calidad de vida de las personas.

oncoactivate.cl © Copyright 2020, Santiago, Chile

Correo electrónico

oncoactivate@gmail.com

Instagram

@oncoactivate

Facebook

Oncoactivate Official

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube